¡Gracias!

 
 

 


 


 

Reverendísimo José V. Brennan, D.D.

Obispo, Diócesis de Fresno

Mis Queridos en Cristo,

Hay una maravillosa anécdota del artista famoso, Michelangelo. Un día estaba poniendo los toques finales a una estatua bella y grande de un caballo, un niño entró a su estudio y quedo completamente asombrado. Con los ojos engrandecidos y sin aliento, le preguntó, “¿Cómo sabias que había un caballo dentro de esa piedra?” “Bueno,” le contestó, “Tomé mi cincel en una mano y mi martillo en la otra y poco a poco empecé a quitar todo lo que no era un caballo, y aquí está”.

Mis hermanos y hermanas, creo que esta anécdota es un buen símbolo de cómo Dios trabaja con nosotros, de cómo somos transformados poco a poco con Su amor y gracia. Todos los días y a través de nuestras vidas Él ‘quita’ todo lo que no es ‘El’ de nuestra vida, eso es lo que no es verdadero, bello o bueno. Con la esperanza que al final de nuestro tiempo en la tierra, el ‘producto final’ es una maravillosa, hermosa e increíble imagen de quien y como es Dios. El tema de nuestro Congreso Diocesano de este año, verdaderamente está en punto: Renueva, Cree, Proclama. Me gusta la imagen. Permite que Dios tenga mucho ‘espacio’ para poder ‘trabajar’ en nosotros.

Que este Congreso llene sus corazones y mentes de ideas e inspiraciones nuevas. Que el poder transformador del amor de Dios nos renueve a todos en la mejor manera posible.

¡Dios los bendiga siempre, y de todas formas!

En Cristo,